Nuestras delegaciones
Andalucía: 95 774 50 70 · Barcelona: 93 142 67 67 · Bilbao: 94 407 10 99 · Madrid: 91 527 77 28

¿Necesita presupuesto? Nosotros le llamamos

¡Síguenos!

Si queremos alargar su vida útil y conservarlos el mayor tiempo posible, debemos realizar un mantenimiento de nuestro aparato de aire acondicionado de manera periódica. Un aparato que, por lo general, usamos más en los meses de verano debido al calor. Por eso, es importante anticiparse a la llegada del verano. Y es que si tu aparato tiene alguna avería, puede que no funcione cuando lo necesites y que pases varios días de mucho calor en tu vivienda hasta que puedan arreglar el problema.

1. Filtros

El primer paso del mantenimiento es la limpieza de filtros, una pieza fundamental para el adecuado funcionamiento del aparato. Normalmente, los filtros están fabricados en nylon y actúan como primera y principal barrera protectora del equipo, consiguiendo mantenerlo en óptimas condiciones para atrapar la mayoría de las partículas en suspensión del aire. De esta forma, lograremos que la calidad del aire sea mejor, reducir el consumo y prolongar la vida útil del aparato.

2. Unidad de condensación

Para evitar obstrucciones de la unidad de condensación debido a la suciedad, es importante que se tape durante el invierno y el otoño si no vamos a usar el aparato. Pero si no lo has hecho, es importante que los revises para asegurarte de que no hay suciedad que pueda afectar a su funcionamiento. Hay que tener en cuenta que cualquier flujo de aire reducirá el rendimiento del condensador.

3. Ventilador interior

Otro elemento al que hay que prestar atención a la hora de llevar a cabo el mantenimiento de nuestro equipo de aire acondicionado es el ventilador interior. Al ensuciarse, se obstruye, impidiendo que se realice un correcto intercambio de frío o de calor, dando lugar a una considerable disminución de sus rendimiento y a un aumento del consumo eléctrico, lo que provoca que el funcionamiento de fuerce y que el equipo se estropee antes.

4. Estados de las conexiones eléctricas

A la hora de hacer el mantenimiento del aire acondicionado de cara al verano, también es importante revisar el estado en el que se encuentran las conexiones eléctricas del equipo, evitando así que se produzca cualquier cortocircuito que pueda poner en riesgo tanto la seguridad del equipo como de los propios usuarios. Pero además, este tipo de revisión es clave para disminuir el consumo de energía.

5. Estado de los desagües

Todos los aparatos de aire acondicionado producen agua, por lo que es imprescindible revisar el estado de los desagües antes del verano, evitando de este modo que se produzcan atascos que puedan perjudicar el funcionamiento del equipo.

6. Otras revisiones

Otros elementos que también debemos revisar a la hora de hacer el mantenimiento del aire acondicionado son los niveles de presión del circuito, el funcionamiento de los termostatos, la carga de gas, el ajuste de las temperaturas, los niveles de consumo y las posibles infecciones de bacterias y hongos de la unidad exterior. Por eso, es recomendable contratar un técnico experto en el tema, ya que se trata de cuestiones que a simple vista a veces son complicadas de detectar o de solucionar.